Suzuki Ignis, el mini SUV que enciende tus sentidos


Lanzamientos |
Suzuki Ignis, el mini SUV que enciende tus sentidos

El nuevo modelo de la casa japonesa tiene una fuerte e inconfundible personalidad, con un diseño que le otorga rasgos particulares.

Lo primero que llama la atención en el Suzuki Ignis, un nuevo SUV compacto, es su fuerte e inconfundible personalidad, con un estilo transgresor, muy particular y que no tiene similitud en otros modelos.

Esta segunda generación del Ignis, construida con una nueva plataforma, más rígida y más ligera, fue presentada en el Salón del Automóvil de París 2016 y llega al mercado uruguayo en la versión top de la gama, la GLX.

Hay rasgos inconfundibles en su diseño que lo identifican inmediatamente.

El frente da sensación de fortaleza y robustez, destacándose las luces diurnas, que envuelven a los faros delanteros, los cuales se integran con la parrilla central, quedando rodeados mediante una barra cromada. El frente se completa con los faros antiniebla que vienen de serie.

Lateralmente, se destacan los pilares A y B pintados en color negro, lo cual le otorga un toque de elegancia y distinción, a lo que se le suman las barras cromadas ubicadas en el techo.

La parte trasera también es completamente diferente a los diseños habituales, con un corte distinto, bien personalizado, que le otorga un carácter moderno y juvenil.

La elección de los colores exteriores ha sido muy bien realizada, estando acorde con el carácter del Ignis, reforzando la idea de que este novedoso modelo no pase desapercibido en ningún momento.

El motor es de 1.2 litros, DOHC, 16 válvulas, que eroga 82 HP y es derivado del modelo Swift que se comercializa en Europa. Un impulsor pequeño, de estupendo rendimiento, con claros beneficios: menor peso y mayor eficiencia con prestaciones más que suficientes para mover al Ignis sin problemas, ya que este modelo solo pesa 810 kilos.

También te puede interesar: Tesla consiguió producción récord en el trimestre

En referencia a la transmisión, hay dos opciones, una con caja manual de cinco velocidades y otra con caja automática CVT. En nuestra prueba de manejo utilizamos la versión con caja manual, muy bien relacionada y con una adecuada respuesta ante todos los requerimientos.

El interior es de agradable diseño y muy confortable, llamativamente amplio y cómodo, con espacio suficiente para cinco pasajeros adultos, incluso superior al que podría esperarse de acuerdo a su tamaño exterior. Buena parte de esto se debe a la amplia distancia entre ejes, la cual también le otorga claros beneficios a la conducción, con mayor seguridad y estabilidad, sumándose al hecho de que las ruedas están ubicadas bien en los extremos.

La posición de manejo es alta y confortable, permitiendo una muy buena visión y la dirección (asistida eléctricamente) resulta muy precisa, al igual que el sistema de suspensión que se mostró seguro y eficaz, tanto en tránsito urbano como en ruta y caminos vecinales. Los mandos están bien ubicados, siendo de fácil alcance para el conductor, lo que se refuerza con el volante multifunción. El tablero tiene en el centro al velocímetro de generosas dimensiones, con el cuentarrevoluciones a su izquierda y una mini pantalla a la derecha que entrega distintas informaciones. En el medio se encuentra la pantalla de siete pulgadas, digital y táctil, que incluye la radio. El sistema de audio viene con CD/MP 3/USB/Bluetooth, con seis parlantes.

El Ignis GLX está equipado con doble air bag, ABS, pack eléctrico, ganchos Isofix, climatizador y control de crucero, entre otros equipamientos.

VER TEST DRIVE:

Más en Lanzamientos

Diseño y Desarrollo Depto. TI El País © 2017 todos los derechos reservados. ELPAIS